Un año más Halloween ha inundado el colegio la Devesa School. Este año ha venido cargado de flores, calaveras decoradas y papeles de colores. ¡Y es que celebrábamos el Día de Muertos!. Una forma diferente de acercarnos a esta festividad y conocer más sobre la cultura de México. Así se despierta la curiosidad y los alumnos aprovechan para conocer más sobre las costumbres de otros países. El Día de Muertos se celebra en México los días 1 y 2 de noviembre y fue declarado por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad 2008. ¡Así que ya tiene algo en común con el Misteri d’Elx!. Los mexicanos preparan hermosos altares de colores donde ponen velas y ofrendas para sus difuntos, que vienen a visitarles esos días. El color de las flores hace juego con las máscaras de Catrina, que inundan las calles.

 

Durante el día del jueves la entrada del colegio, los pasillos, las aulas, el patio y todos nosotros nos trasladamos a México y pasamos un día terroríficamente divertido. Aunque las clases de la mañana tuvieron lugar con normalidad los alumnos tuvieron la oportunidad de hacer el recorrido de la casa del terror que organizaron los alumnos de TAFAD. Como no podía ser de otra manera, construyeron una cantina mexicana encantada. Hacía de guía un angustiado mexicano que había perdido a su hermano dentro de esa oscura cantina a la que invitaba a entrar a nuestros alumnos para ayudarle a encontrarlo. Misión para los más intrépidos, pues dentro les esperaban mexicanos enfadados, gritones, monjas zombies y todo tipo de sustos. Más de un profesor tuvo que hacerse el valiente delante de sus alumnos.

Mientras nuestros alumnos de primaria y secundaria disfrutaban de esta actividad, en infantil tuvieron un desfile presentado por nuestras teachers Lidia y Asun para mostrar los disfraces que habían traído los más pequeños. Acabaron la fiesta con una fiesta en el patio con música de Halloween. Pero estos peques tienen energía para mucho más, así que por la tarde llevaron a cabo un juego de Trick or Treat por las aulas. Cada clase se preparó un baile que presentaron ante el resto de compañeros. Si lo hacían muy bien les decían dónde estaban la calabaza que habían escondido para ellos. ¡Una calabaza llena de chocolatinas!. Así que todos se lo tomaron muy en serio para hacer una súper actuación y ganarse el premio.

Por su parte, los alumnos de primaria esperaron hasta las tres para cambiarse y disfrazarse. Monstruos, vampiros, payasos, momias, etc ¡qué miedo de alumnos!. Cuando todos estaban listos se anunciaron los ganadores del concurso de decoración de puertas. En primaria fueron las clases de 1ºB, 4ºB y 5ºB. y en secundaria 1ºESO C y 3ºESO A. Los ganadores se llevaron una bolsa de chuches que seguro disfrutaron durante el largo puente que siguió a la celebración. Pero sigamos desgranando todo lo que ocurrió por la tarde.

Nuestros alumnos de primaria bajaron al patio y se lo pasaron genial con los puestos que encontraron allí coordinados por los profesores de la etapa: carreras a cuatro patas disfrazados de arañas (Spider race), intentar colar el aro en el sombrero de la bruja (Ring the witch’s hat), equilibrios llevando una pequeña calavera en una cuchara (skull relay race), acertar a ponerle el ojo, la nariz o algún otro elemento a diferentes monstruos con los ojos vendados (pin the tail on the “donkey”) y averiguar qué escalofriante sorpresa escondían nuestras cajas sorpresa (mystery box). Nada mejor para acabar esta jornada que la dulce merienda que pudimos entregarles gracias a Devesa Family.

En secundaria los alumnos pudieron disfrazarse antes de bajar a comer para poder lucir sus creativos disfraces mientras comían ojos de zanahoria y aceituna, sopa sangrienta, espaguetis negros y hamburguesa monstruosa gracias a la creatividad de nuestras cocineras. Por la mañana también habían visitado la casa del terror y por la tarde, haciendo gala de su espíritu cooperativo, cada alumno trajo algo para picar o beber y montaron una fiesta en el aula. Durante unas horas compartieron bailes, risas, anécdotas, patatas y sangre falsa con sus compañeros.

Y con este buen sabor de boca, todos los monstruos, brujas, payasos, fantasmas, Catrinas y zombies recogieron sus cosas satisfechos de haber atemorizado, reído y disfrutado un año más de Halloween en su colegio, que fue, el jueves sí …. ¡TERRORÍFICO!.

0
Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *