La creatividad y la magia del cine se apoderaron de quinto de primaria en el emocionante concurso «Participa Méliès». Los alumnos, divididos en equipos, se sumergieron en el legado del ilusionista y cineasta francés Georges Méliès, desafiados a crear un cortometraje utilizando al menos uno de sus trucos cinematográficos característicos. El entusiasmo era palpable mientras los estudiantes se embarcaban en un viaje que fusionaba la historia y la técnica cinematográfica.

El proceso comenzó con la planificación detallada de cada equipo. Los jóvenes cineastas pusieron a trabajar sus mentes creativas al pensar y desarrollar por escrito las historias y escenas que luego cobrarían vida en la pantalla. Desde intrigantes narrativas hasta personajes cautivadores, cada detalle fue meticulosamente pensado. La colaboración entre los equipos no solo promovió habilidades sociales, sino que también inspiró una rica diversidad de ideas que se reflejarían en los cortometrajes.

La fase de producción fue un verdadero espectáculo en sí misma. Los alumnos, armados con sus historias y planificaciones, se lanzaron a la grabación de sus cortometrajes. Utilizando trucos cinematográficos heredados de Méliès, dieron vida a sus visiones de manera asombrosa. Desde efectos de desaparición hasta transformaciones sorprendentes, los estudiantes demostraron su dominio de la técnica y su habilidad para incorporar la magia en sus producciones. La cuidadosa selección de attrezzo agregó un toque auténtico a cada escena, llevando las historias a un nivel completamente nuevo.

La última etapa del proceso implicó la edición de los cortometrajes, una tarea que los alumnos abordaron con entusiasmo utilizando la aplicación CapCut. Con habilidad técnica y creatividad, transformaron sus grabaciones en obras cinematográficas pulidas y emocionantes. El colofón llegó con la presentación de los cortometrajes en el canal de YouTube del centro y la participación en el concurso «Participa Méliès». Los jóvenes cineastas no solo compartieron sus creaciones con la comunidad escolar, sino que también contribuyeron a honrar el legado de Georges Méliès, llevando consigo la magia del cine a nuevas generaciones.