En una emocionante colaboración interetapa, alumnos de quinto de primaria y tercero de la ESO han unido fuerzas para crear bólidos propulsados por aire. Este singular proyecto comenzó con un proceso de consenso entre ambos grupos de estudiantes, quienes se sumergieron en la tarea de acordar el diseño y los materiales que utilizarían en la construcción de estos vehículos impulsados por la fuerza del viento.

El aspecto más destacado de esta iniciativa es la participación activa de estudiantes de diferentes niveles educativos, promoviendo un ambiente de aprendizaje colaborativo. Los alumnos de quinto de primaria tuvieron la oportunidad de aprender de sus compañeros mayores, mientras que los estudiantes de tercero de la ESO asumieron un papel de mentores, guiando y compartiendo sus conocimientos con los más pequeños.

Los estudiantes, decidieron llevar a cabo el proyecto utilizando exclusivamente materiales reciclados. Esta elección no solo enfatiza la importancia de la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, sino que también desafía la creatividad de los participantes al enfrentarse a la limitación de recursos. Los prototipos resultantes reflejan la inventiva y el ingenio de nuestros alumnos.

Este proyecto de bólidos propulsados por aire ha finalizado con una emocionante carrera donde todos los prototipos construidos fueron puestos a prueba. La competición no solo demostró la eficacia de los diseños y la creatividad empleada en la construcción de los bólidos, sino que también fortaleció el sentido de comunidad y cooperación entre los estudiantes de quinto de primaria y tercero de la ESO. La adrenalina y la emoción de la competición añadieron un elemento emocionante al proceso educativo, destacando la importancia de la aplicación práctica de los conocimientos adquiridos.