En Educación Infantil apostamos por la enseñanza de la lengua inglesa con el método de lectoescritura denominado “synthetic phonics”, lo cual quiere decir que se enseñan los sonidos o fonemas hasta llegar a formar palabras. Se fomenta la conciencia fonológica, es decir, la habilidad de escuchar los sonidos en una palabra. Es una metodología centrada en el aprendizaje de los sonidos de la lengua inglesa, así como su escritura, facilita que los alumnos sean capaces de identificar los sonidos en las palabras y cómo unirlos para formar palabras (técnica “blending”).

Históricamente, la metodología de lectoescritura elegida y predominante en lengua inglesa fue la fonética analítica (“analytic phonics”), es decir, el alumnado aprendía el nombre de cada letra y comenzaba el aprendizaje en el nivel de la palabra, no en el nivel del sonido. Esta metodología no enseña la combinación de sonidos como hace la fonética sintética. La apuesta por la metodología de “synthetic phonics” fue un cambio radical y es muy beneficioso para el educando, ayudándoles a dominar destrezas de lectura mucho más rápida y efectivamente. Como aprenden por sonidos o fonemas, los niños pueden fácilmente unir cada sonido individual para hacer palabras simples como precursor a aprender a leer. Podríamos distinguir los siguientes pasos; aprender el sonido o fonema de las letras, escribir las letras o grafemas, combinar los sonidos y formar palabras e identificar los sonidos en las palabras. El último paso sería la enseñanza de “Tricky Words” (palabras que tienen una forma irregular) y se enseña en el nivel de cinco años en nuestro centro.

En las sesiones de Literacy en tres y cuatro años nos acompañan unos personajes y peluches llamados “Inky Mouse” (ratoncito), “Snake” (serpiente) y “Bee” (abeja) durante todo el proceso de aprendizaje. ¡A nuestros niños y nuestras niñas les encanta!

Uno de los muchos aspectos positivos a destacar de esta metodología de enseñanza de lectoescritura es que es muy divertida y multisensorial, ya que se utilizan cuentos cortos, “freeze” (láminas con el fonema y dibujos), canciones y acciones para cada fonema. Las anteriores ayudan a cada alumno y alumna a identificar, recordar y reproducir los sonidos de las letras. La metodología de “synthetic phonics” promociona un aprendizaje de la lectoescritura divertido, ameno y promueve que los alumnos participen activamente en su propio aprendizaje. Además, ofrece un amplio abanico de posibilidades para aprender y actividades para nuestro alumnado, de tipo manipulativo y con un hands-on approach (enfoque práctico).

Danniella Holding.

English Language Specialist.