En la Devesa School apostamos desde edades tempranas por el desarrollo de las habilidades de expresión oral en inglés.

En el contexto de educación infantil es fundamental preparar a los niños para comunicarse efectivamente en un mundo cada vez más globalizado. Entre las estrategias y actividades que las “teachers” implementamos para fomentar el desarrollo de habilidades de expresión oral destacamos:

Inmersión lingüística: Proporcionando un entorno en el que los niños estén expuestos constantemente al inglés a través de canciones, cuentos, juegos y actividades cotidianas.

Aprendizaje lúdico: Utilizando juegos y actividades divertidas que involucren el uso del inglés. Por ejemplo, juegos de roles, dramatizaciones, actividades de arte o manualidades.

Canciones y rimas: Utilizando canciones y rimas en inglés que ayuden a los niños a mejorar su pronunciación y ritmo del lenguaje. Estas actividades también pueden ser útiles para enseñar vocabulario y estructuras gramaticales básicas.

Proyectos creativos: Fomentando la creatividad y la expresión personal a través de proyectos como la creación de un libro ilustrado, la realización de un teatro de sombras o la producción de un video sencillo en inglés.

Por último, es muy importante celebrar el progreso de los niños y niñas en el aula. Reconocer y elogiar los esfuerzos de los niños en su aprendizaje del inglés, ayuda a aumentar su motivación y confianza para seguir practicando y mejorando.

Desde el inicio del curso escolar, hemos apostado por trabajar integrando diferentes actividades y estrategias en la línea de trabajo de educación infantil.

Todos los jueves por la tarde, nuestro alumnado de 3, 4 y 5 años disfruta de “BLOOMING BRAINS” una tarde diferente en la que pueden compartir y experimentar diferentes proyectos y actividades en las que la lengua inglesa está muy presente.

A través de «Blooming Brains” desarrollamos el crecimiento y desarrollo cognitivo de los niños, especialmente durante los primeros años de vida cuando sus cerebros están experimentando un rápido crecimiento y formación de conexiones neuronales.

En este contexto, «Blooming Brains» puede ser una metáfora que enfatiza la importancia de brindar experiencias de aprendizaje enriquecedoras y estimulantes que fomenten el desarrollo cerebral óptimo en los niños pequeños. Esto incluye actividades que promuevan el pensamiento crítico, la resolución de problemas, la creatividad y la exploración.