En este artículo hablaré sobre la fase provincial de la Olimpiada Matemática en la cual nuestra alumna Clara M.S ha participado. Aunque no ha conseguido pasar a la siguiente fase, la experiencia ha valido la pena y el próximo curso volveremos con más ganas que nunca.

En esta fase, han participado un total de 30 alumnos de entre 2ºESO y 3ºESO. Se han enfrentado a tres pruebas: la de “velocidad”, la de “al carrer” (en este caso, los agruparon de tres en tres y realizaron distintas tareas) y la “individual”.

La prueba de velocidad constaba de 10 bloques con un máximo de 5 minutos cada uno para resolverlos. Eran bloques de lógica, muy manipulativos. Tras pasar los 5 min de resolución, exponían sus respuestas a un organizador y era él quien confirmaba si estaba bien o mal dicha respuesta y era entonces cuando pasaban al siguiente bloque.

La prueba individual fue igual que en la fase anterior: un examen con distintas preguntas de diversos contenidos de ambos cursos.

La prueba “al carrer” fue al aire libre. Les dieron una carpeta con metros y con los enunciados de las distintas situaciones que tenían que resolver. La realizaron en un parque cercano al centro y, entre otras cosas, les pidieron hallar distintas medidas como por ejemplo la altura de la base de la estatua, para a continuación realizar otros cálculos como el volumen total, etc.

La alumna Clara salió super contenta, orgullosa del gran trabajo que había realizado y con ganas de volver el próximo año. Estuvo todo el día compartiendo comida, risas, pruebas con distintos alumnos de otros centros. Fue una gran oportunidad de conocer personas con inquietudes similares, con gusto por las matemáticas y, en definitiva, de vivir una experiencia única y muy enriquecedora.

Raquel Sánchez Caparrós